Endoscopio: Una guía definitiva para conocer las mejores piezas y tipos de endoscopio - Smart Tech Med

Endoscopio: Una guía definitiva para conocer las mejores piezas y tipos de endoscopio

Table of Contents

Introducción

Los endoscopios son instrumentos médicos utilizados para examinar el interior del cuerpo. Los hay de distintas formas y tamaños, desde tubos finos que se introducen por la boca o la garganta hasta grandes cuchillas que se utilizan para observar los órganos en una pantalla de rayos X. Los endoscopios pueden ser rectos o curvos, huecos o macizos; pueden llevar una o varias cámaras acopladas. Suelen utilizarse cuando el médico desea examinar el tejido del interior de órganos huecos como la vesícula biliar, el intestino o el útero (matriz). Un tipo de endoscopio conocido como endoscopio de rayos X tiene dos cámaras para que los médicos puedan ver ambos lados de un órgano a la vez; esto les ayuda a determinar si el cáncer ha empezado a crecer allí.

Un endoscopio es un instrumento utilizado en procedimientos médicos. Es un tubo largo, estrecho y flexible con un objetivo en un extremo y una cámara de vídeo en el otro.

Los endoscopios suelen utilizarse para examinar órganos del sistema gastrointestinal como el estómago y el intestino delgado (intestino delgado). También pueden utilizarse para diagnosticar determinadas enfermedades de estos órganos o de otras partes del cuerpo, como tumores hepáticos o cálculos biliares alojados en la vesícula biliar.

El tipo de endoscopio que necesita depende de lo que quiera ver dentro de su cavidad corporal:

  • La cirugía videoguiada utiliza cables de fibra óptica que envían imágenes desde un lado del cuerpo del paciente directamente a un monitor de quirófano, de modo que los médicos pueden supervisar su actuación durante la cirugía sin tener acceso directo a la anatomía del paciente, utilizando en su lugar cámaras de vídeo.* El puerto bariátrico puede insertarse a través de varias incisiones realizadas en los pliegues de la piel alrededor de la zona del ombligo, con la ayuda de un cirujano plástico que eliminará el tejido graso que rodea el estómago, tras lo cual el propio puerto bariátrico se insertará bajo la capa muscular de la pared abdominal, permitiendo así que el material nutritivo llegue a donde más se necesita, en caso de ulceración diabética; esto permite un mejor control de los niveles de glucosa, ya que ahora hay menos posibilidades de que se bloqueen los vasos sanguíneos que alimentan la ulceración.

La lente enfoca la luz sobre el objeto que se observa. La cámara convierte la imagen en impulsos eléctricos, que forman una imagen de vídeo en un monitor.

El objetivo es un dispositivo óptico que puede ajustarse para enfocar objetos a diferentes distancias. Funciona refractando o curvando los rayos de luz a través de una lente rectificada con una forma específica (o «perfil»).

El médico podrá ver imágenes en primer plano del interior de su cuerpo. Un endoscopio también puede utilizarse para realizar intervenciones quirúrgicas o tomar muestras de tejido para examinarlas en un laboratorio.

Un endoscopio es un tubo largo y estrecho con una lente en un extremo y una cámara de vídeo en el otro. La lente enfoca la luz sobre el objeto que se observa, en este caso, el cuerpo.

Las partes de un endoscopio incluyen:

Piezas de endoscopio se describen a continuación:

  • Cable de luz, que conecta el endoscopio a una fuente de luz (como un láser o un LED).
  • Capuchón distal, que cubre la punta distal del tubo de inserción y proporciona protección contra el polvo y los residuos mientras se utiliza. También protege contra daños accidentales durante la manipulación o el transporte, además de reducir el desgaste de los instrumentos quirúrgicos colocados en su interior al mantenerlos firmemente en su sitio sin tener que retirarlos cada vez que se cambia de una herramienta a otra.
  • Tubo de inflado, que se conecta desde la fuente de inflado en el extremo proximal del instrumental, como la bomba de jeringa; esto ayuda a mantener el sellado hermético alrededor de toda la longitud del dispositivo para que nada se escape durante el funcionamiento.

Cable de luz – Proporciona iluminación a la cámara.

El cable de luz es un tubo flexible que se conecta al endoscopio y proporciona iluminación a la cámara. Puede introducirse en cualquier cavidad corporal, lo que permite ver órganos o tejidos internos sin tener que abrirlos previamente.

El cable de la luz suele ser de plástico o metal, pero algunos modelos también pueden ser de silicona. La longitud de su cable de luz dependerá del tipo de endoscopio que tenga: algunos son más cortos que otros; sin embargo, cuando se utilizan endoscopios con cámaras conectadas directamente a ellos (como los que se utilizan en colonoscopia), siempre habrá una distancia mínima entre cada lado para que cualquier espacio entre ellos no pueda interferir con las imágenes que se toman durante la cirugía u otros procedimientos realizados por los médicos que utilizan estos dispositivos con regularidad.

Tapa distal – Pieza de plástico que se fija a la punta del endoscopio y protege los componentes más delicados del endoscopio.

Es importante tener en cuenta que no siempre es necesario que su endoscopio tenga una tapa distal, ya que algunos modelos pueden estar diseñados sin ella. Sin embargo, si va a someterse a una intervención quirúrgica o a realizar otras operaciones delicadas en las que sería ventajoso que su equipo no entrara en contacto con partes críticas del cuerpo de su paciente (como durante una laparoscopia), tener uno le asegurará que todo permanece limpio y estéril mientras se utiliza en estas situaciones.

Tubo de inserción: instrumento delgado que permite acceder a zonas demasiado estrechas para los catalejos convencionales, como los pequeños vasos sanguíneos del riñón o el cerebro.

Se introduce en el cuerpo a través de una pequeña incisión y se coloca sobre un instrumento como una cámara. El tubo de inserción puede ser de material blando para que se doble con facilidad, lo que facilita su inserción en espacios reducidos.

Tubo de inflado: transporta aire o agua/medio de distensión a los canales situados a ambos lados del endoscopio para inflar (distender) los órganos huecos y facilitar así su visualización y examen.

Los medios de agua/distensión se utilizan para:

  • Vejiga
  • Colon (intestino grueso)

Canal de biopsia – Canal lateral por el que pueden pasar las herramientas quirúrgicas y recoger muestras de tejido para su análisis.

  • Se recogen muestras de tejido para analizar la enfermedad.

Procedimiento endoscópico

Una endoscopia es un tipo de procedimiento médico. Un médico utiliza un endoscopio para observar el interior del cuerpo. La endoscopia permite al médico examinar la superficie interior de una parte del cuerpo. Los médicos lo utilizan de varias maneras, entre ellas – Ayudar a confirmar un diagnóstico – Examinar órganos, tejidos u otras partes del cuerpo que normalmente son difíciles de ver – Buscar lesiones internas, infecciones o crecimientos anormales – Buscar signos precoces de cáncer u otras enfermedades en pacientes de alto riesgo – Tratar afecciones como vasos sanguíneos obstruidos, úlceras y crecimientos anormales.

Una endoscopia es un tipo de procedimiento médico. Un médico utiliza un endoscopio para observar el interior del cuerpo.

Los endoscopios también se denominan endoscopios o endoscopios GI y ayudan a diagnosticar muchas enfermedades diferentes, como úlceras, tumores y otras afecciones que afectan al aparato digestivo. Las endoscopias se utilizan para observar el interior del cuerpo por donde pasan los alimentos a través de los intestinos antes de llegar a su destino final en el estómago o el intestino delgado (intestino grueso).

La endoscopia permite al médico examinar la superficie interior de una parte del cuerpo. Los médicos la utilizan de varias formas.

  • Para confirmar un diagnóstico. Durante una endoscopia se pueden realizar muchas pruebas, que pueden no ser tan dolorosas como otras partes de la cirugía. Por ejemplo, si tiene síntomas como náuseas y vómitos después de comer ciertos alimentos o beber alcohol, es posible que su médico le recomiende que se haga una endoscopia para poder ver de qué parte del tubo digestivo proceden estos síntomas (el intestino delgado). Esto podría ahorrar tiempo al no tener que realizar procedimientos más invasivos más adelante, cuando esos problemas empeoran con el tiempo debido a la falta de opciones de tratamiento disponibles en la actualidad por cuestiones de coste, siendo una de las razones por las que los pacientes no reciben tratamiento lo suficientemente pronto antes de que las cosas se vuelvan lo suficientemente críticas como para que sea necesario aplicar las prácticas médicas estándar.»

– Ayudar a confirmar un diagnóstico

La endoscopia permite al médico observar el interior del organismo.

Durante una endoscopia, se tumbará boca arriba o de lado en una sala de exploración con los ojos cerrados y la boca abierta. Se le introducirá por la boca un tubo con una cámara en uno de los órganos digestivos (estómago), el recto o el intestino delgado (colon) para poder utilizarla durante el examen. El médico puede utilizar otras herramientas, como instrumentos o radiografías, para examinar partes de estos órganos más de cerca de lo que es posible cuando son visibles fuera del cuerpo.

– Examinar órganos, tejidos u otras partes del cuerpo que normalmente son difíciles de ver.

Los endoscopios se utilizan para examinar órganos, tejidos u otras partes del cuerpo que normalmente son difíciles de ver.

Con un endoscopio se pueden tomar imágenes del corazón, el estómago y los intestinos.

Es posible que necesite un endoscopio si tiene algún problema con el tránsito intestinal (diarrea). También puede necesitarlo si hay sangre en las heces o en la orina, que al principio tiene un aspecto turbio o un fuerte olor a amoniaco, pero luego desaparece con el tiempo (véase más abajo).

– Buscar lesiones internas, infecciones o crecimientos anormales.

El procedimiento lo realiza un médico o gastroenterólogo con experiencia:

  • Busque lesiones internas, infecciones o crecimientos anormales.
  • Comprobar si hay signos de cáncer u otras enfermedades en pacientes de alto riesgo.

El médico también puede solicitar pruebas para descartar afecciones como el cáncer de páncreas y el cáncer de hígado; estas pruebas incluyen una exploración física, análisis de sangre y radiografías.

– Detectar signos precoces de cáncer u otras enfermedades en pacientes de alto riesgo

Cuando se realiza una endoscopia, el médico busca signos precoces de cáncer u otras enfermedades en pacientes de alto riesgo. Esto puede hacerse tomando una muestra del interior de la boca. A continuación, el médico la examina al microscopio para ver si hay células anormales que puedan ser cancerosas u otro tipo de enfermedad.

También es importante que los médicos comprueben si hay problemas, como hemorragias estomacales, durante este procedimiento, ya que esto podría indicar algo más grave que una simple mala suerte.

– Tratar afecciones como vasos sanguíneos obstruidos, úlceras y tumores anormales.

El endoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo que puede introducirse en el cuerpo a través de la boca o el ano. Lleva una pequeña cámara en la punta que permite observar los órganos internos y medir su funcionamiento.

Los procedimientos endoscópicos se utilizan a menudo para:

  • Tratamiento de afecciones como vasos sanguíneos obstruidos, úlceras y tumores anormales.
  • Examinarle el estómago (gastroscopia) para averiguar si tiene problemas como úlceras, tumores o pólipos en el tubo digestivo. Esta prueba también puede realizarse después de una operación abdominal si necesita otra opinión sobre lo que ha ido mal durante la cirugía.

Las endoscopias también son habituales en las intervenciones quirúrgicas. Pueden utilizarse antes de una intervención quirúrgica para ayudar a diagnosticar y planificar un procedimiento. También se utilizan en cirugías mínimamente invasivas. Los cirujanos utilizan estas herramientas para operar a través de pequeñas incisiones en el cuerpo sin tener que hacer grandes cortes en la piel. Esto puede acelerar el tiempo de recuperación y reducir las cicatrices tras la intervención.

Conclusión

El endoscopio es una herramienta versátil que puede utilizarse para examinar muchas partes diferentes del cuerpo, incluidos el corazón y los pulmones. También tiene otros muchos usos, como el diagnóstico de problemas en estos órganos, así como la realización de intervenciones quirúrgicas o la toma de muestras para su examen en un laboratorio. Los médicos podrán ver imágenes en primer plano del interior de su cuerpo, lo que les facilitará el diagnóstico de problemas como infecciones o tumores cancerosos para poder tratarlos antes de que se conviertan en enfermedades graves que podrían causar la muerte si no se tratan. Las endoscopias son una opción segura y eficaz para los pacientes con problemas gastrointestinales que no responden a los medicamentos. La endoscopia también puede ayudar a detectar signos precoces de cáncer y otras enfermedades para que los médicos puedan tratarlas antes de que se extiendan por el organismo.

Envíenos un mensaje

Si tiene alguna pregunta, no dude en enviarnos un mensaje. Le responderemos en 24 horas.